viernes, 22 de agosto de 2014

Gabriel Di Toto.

Las cuatro ilustraciones correspondientes al libro "Jardín de Invierno" de Pablo Neruda, publicado por Torres Agüero, seguidas por tres dibujos a tinta encontrados en internet.





Según se nos informa, Gabriel Di Toto Nació en Río de Janeiro, Brasil, en 1938 y falleció en Buenos Aires en 1988. Tempranamente se radica en Argentina donde se naturalizó.
Empieza a exponer en 1965 y realiza un importante número de muestras en Buenos Aires, el interior del país y también en Estados Unidos, Europa y Africa. Comparte atelier y amistad con Armando Donnini, de su muy prolífica su labor como ilustrador podemos mencionar: “Cuatro poemas Póstumos de Pablo Neruda”, “Rosa Separada”, “2000”, “Corazón Amarillo”, “Publicidad antes de la Publicidad”, “Lástima Bandoneón”, “Obras Completas de García Lorca (edición española), “Commedia dell´Arte”, “Tango, Canción de Buenos Aires” y “Un Dios Desconocido” de Ernesto Sábato. En el año 1975 ilustra con 57 dibujos la edición de “Martín Fierro” realizada por Torres Agüero Editor para su colección “Miniaturas del Andarín”.

6 comentarios:

  1. ¿Qué tendrá el Martín Fierro que todos los artistas plásticos quieren ilustrarlo?

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  2. Sí, me habías dejado pensando en el asunto en la entrada de Páez.
    Será que -más allá de la valoración personal- es el texto canónico de la literatura argentina y los ilustradores de antaño no podían dejarlo pasar, para dar su interpretación, como una suerte de obligación vinculada a la nacionalidad o por considerarlo un desafío. Yo me pregunto un poco lo mismo, creyendo que estas decisiones están más vinculadas a criterios editoriales que a otra cosa. Porque siguen saliendo aún hoy, en entregas semanales con los "grandes" diarios. La gente ha de continuar afanosa por coleccionar ése libro de Hernández.

    ¿Sucederá lo mismo en Italia con "La Divina Comedia" o en España con "El Quijote"?
    Tendría que buscar si existe algún "Martín Fierro" ilustrado por un extranjero, para encontrar una mínima variación de la fórmula.

    ¿Usted que opina, Profe?

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hasta Fontanarrosa hizo su versión.

    No sé si representará un gran desafío el hacer una nueva versión de un texto que tantos otros han interpretado ya. Lo que sí creo es que es una venta segura por el mismo discurso nacional(quenosiempresocialista) que recorre la sociedad argentina. En mi casa en una época supo haber como 5 versiones diferentes de ese texto y yo ahora tengo 2 copias del Quijote, una ilustrada por Dalí y la del 5to centenario. ¿Para qué? No lo sé.

    Yo no opino nada, si cualquier cosa que digo servirá de muy poco y por cierto es que cada vez tengo menos certezas que no son reemplazadas por dudas sino por desinterés.

    Si, no es un día muy bueno para preguntarme qué pienso hoy.

    Saludos y perdón la pesadumbre.

    J.

    ResponderEliminar
  4. Y ya que estamos, digamos que también Alberto Breccia hizo su aporte.

    Está muy bien, valoro la pesadumbre que genera preguntas y tenía ganas de leerte al respecto, dado que volviste sobre el tema; desconfío por eso de tu desinterés –en este caso puntualmente- y sí creo que tu opinión puede servir de algo, aunque no para hacer que los ilustradores y editores argentinos se percaten de la existencia de otros textos posibles de abordar. Además, si vos no formulas esa pregunta ¿Quién la va a hacer?
    En “Mi biblioteca es tu envidia” no hay palabras tuyas sobre la obra de Hernández aunque está reseñada la edición de EUDEBA, eso me había llamado la atención y acabo de volver a leerlo para confirmar mi recuerdo.
    Por lo demás puede que el desafío resida en eso que señalás justamente “hacer una nueva versión de un texto que tantos otros han interpretado ya”. Aunque yo tampoco sé, porque si bien me dedico pobremente al dibujo, no es un texto que ilustraría, puesto que no me moviliza la ilustración en sí. Pero si pienso en un libro me interesa más cómo un artista puede plasmar el universo de Arlt de “Los 7 Locos”, por ejemplo.
    Tengo varias ediciones del “Martín Fierro”, pero siempre por el apartado visual (Páez, Alonso, Castagnino, Scafati, una que es un compilado arbitrario de ilustraciones campestre que van desde Della Valle pasando por Carpani, Palliere y Figari a Molina Campos). Inclusive me han regalado una carpeta de Eudeba que sólo tiene parte de las ilustraciones en grandes dimensiones de la obra de Castagnino; Entiendo también que Carlos Alonso hizo además del trabajo para “Emecé” láminas del mismo texto para la editorial “Tiempo”-que también me regalaron-, lo que equivale a decir que lo ilustró dos veces.
    Estuve a punto de deshacerme de la de Scafati, si es que no lo hice, pero seguro regalé el libro que tuve alguna vez que contenía el “Martín Fierro” sin ilustraciones. Ahora, si me preguntás cuántas lecturas dediqué a un libro del que acumulo 4 ó 5 ejemplares te respondo que nunca lo leí entero una vez. Debería darme vergüenza, pero no lo logro.
    También creo que es una venta segura y que la explicación es meramente económica.

    Por caso, orientaré mi búsqueda a “El Quijote” ilustrado, del que no tengo ni el texto. Aunque si pinta barata la edición del “Martín Fierro” de Roberto González, me vas a tener que disculpar nuevamente.

    Saludos y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. Cierto, comenté esa edición del Martín Fierro, pero en el blog tengo dos categorías principales, 'criticas' y 'comentarios'. Y en ese caso puntual era un comentario más que nada de la edición y no de otra cosa. Porque es poco lo que puedo criticar de un libro editado en 1872 e ilustrado por semejantes láminas. Era la parte de 'envidia' del blog, porque hay poca gente que lo tiene. O eso creía cuando lo escribí.
    Después me di cuenta que no era tan así.
    Quijotes ilustrados hay varios también. Pero la verdad no sabría cuál recomendarte.

    Los libros de la editorial 'del zorro rojo' son interesantes ya que suelen incorporar ilustraciones a textos que no son tan comunes ver de ese modo, aunque los precios son sumamente privativos.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo un intercambio que tuvimos sobre las ediciones de "Zorro Rojo", un texto de Levrero, dibujos de conejos y precios. No estoy muy al tanto de su catálogo, menos ahora que no podría pagarlos aunque quisiera.

    El libro del "Martín Fierro" por Castagnino se sigue consiguiendo. Hace unos años te lo tiraban por la cabeza; imaginate que cuando lo quise comprar, al otro día en el lugar en donde lo había visto, ya no estaba. A la semana, conseguí el mío, pagando lo mismo, en una librería a 300 metros de distancia. Desconozco si hoy sucede lo mismo, puesto que ha pasado casi un lustro.

    Y una cosa más para terminar -al menos por mi parte-. Leí que escribiste que " (...) siempre podemos volver a mirar un texto como si fuera la primera vez, como si tratáramos de acercarnos a algo completamente nuevo". Esto que vale para un libro de sólo 10 años puede no valer para uno de 150, aunque puede decirse que esto que vale para un libro de sólo 10 años puede valer para uno de 150. Y eso arrojaría un poco de luz sobre la motivación de los artistas, nunca de los editores.

    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar